Manifiesto por la vida y por la paz estructural, estable y duradera

EPITEO -Escuela Popular Itinerante de Teologías Desde Abajo-, movimiento macroecuménico popular, incluyente, plural y diverso, con gran indignación ética y en abierto rechazo a las políticas del Estado, a su violación sistemática de los Derechos Humanos, a su imposición vertical del capitalismo salvaje y del neoliberalismo, a su promoción de la quiebra de los valores y a su sistemática oposición al Acuerdo de Paz con las FARC, hace público su Manifiesto por la vida y por la paz estructural, estable y duradera. Dirigido al pueblo colombiano y a pueblos solidarios del mundo, a organizaciones populares y sociales, a iglesias, congregaciones de creyentes, movimientos de espiritualidades y al gobierno colombiano.

LA REALIDAD QUE VEMOS

PRIMERO. Falta de voluntad estatal para cumplir el Acuerdo de Paz firmado por el Estado colombiano y las FARC – EP el 16 de septiembre de 2016 en La Habana, Cuba, anhelo y esperanza de la población colombiana: elimina sus propuestas significativas, no aplica el “Punto 1: RRI – Reforma Rural Integral” en beneficio de todo el campesinado, impone fórmulas tóxicas, criminales e imperiales en la erradicación de los cultivos ilícitos, incumple con las víctimas la garantía de su derecho a la verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición, no ofrece garantías a la reincorporación en condiciones humanas y dignas, desoye las voces que claman por una sociedad democrática, libre y participativa. Además, incumple con las personas reincorporadas de las FARC y con los PDET – Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial-, hace oposición abierta o solapada a la CEV -Comisión de la Verdad- y a la JEP -Justicia Especial para la Paz-, El Ministro de Defensa propone al Congreso reformas al Acuerdo de Paz. En lo corrido del año han sido asesinadas 101 defensores y defensoras de derechos humanos y 196 personas reincorporadas de las FARC-EP. Mientras tanto, roto el concepto de soberanía nacional, el suelo colombiano es patio de 7 bases militares gringas y tropas de USA se mueven libremente, sin conocimiento ni aprobación del Congreso de la República, apuntando sus armas y sus estrategias desestabilizadoras contra Venezuela y contra los sectores progresistas de la región.

SEGUNDO. Al ritmo de la pandemia del Covid-19 crecen las amenazas, el acoso, el asedio, el silenciamiento y la eliminación de líderes y lideresas sociales; se reprimen las organizaciones sociales y políticas populares, se arremete contra comunidades campesinas, negras e indígenas en alianza criminal con el paramilitarismo, se activa el  desplazamiento forzado de innumerables comunidades empobrecidas y se incrementan el presupuesto y el pie de fuerza del represivo y criminal ESMAD -Escuadrón Móvil Antidisturbios- y la represión a todas las formas de expresión alternativa popular y de protesta social.

TERCERO. Los TLC -Tratados de Libre Comercio-, favorables a los países ricos que se apropian de las riquezas nacionales, rompen los equilibrios del mundo natural, del suelo y el subsuelo, del agua, la vegetación, el aire y las especies, producen desastres naturales y humanos y abundantes desechos tóxicos. Los macro-proyectos minero-energéticos y extractivistas honran sólo al dinero y sus beneficiarios. Es fraudulenta y criminal la utilización que se hace de la emergencia nacional decretada por la pandemia del Covid-19 para imponer con fuerza las reformas laboral, tributaria y pensional en contravía con el bienestar y los intereses del pueblo.

CUARTO. La corrupción billonaria de todas las esferas del poder, la moral de bolsillo, la mentira pública publicitada por los medios de comunicación, la desviación de los recursos del Estado a favor de las grandes empresas y de la banca privada, la impunidad y compra del aparato judicial, hacen de la economía nacional un festín de minorías en el poder.

QUINTO. Saboteados los procesos de memoria histórica y dirección del CNMH -Centro Nacional de Memoria Histórica- por personas dispuestas a entorpecer los procesos de esclarecimiento de la verdad que adelantan con compromiso y riesgo de la propia vida las organizaciones de víctimas.

SEXTO.  Deplorable estado del derecho a la salud del pueblo colombiano, puesto en evidencia en la crisis del Covid-19. El Estado negocia el servicio de salud con privados que sólo buscan lucro. Negando al Covid-19 como genocidio masivo de las potencias capitalistas, el gobierno confina a la población en encierros de miseria y hambre, sin preocuparse suficientemente por resolver sus mínimos vitales, mientras reprime la protesta, causa terror y miedo y manipula la información.

SÉPTIMO. Generación de una segunda fase de corrupción de AIS -Agro Ingreso Seguro- al entregar a grandes agro-empresarios los subsidios que fueron destinados para los pequeños productores campesinos y exonerar de condena a los culpables.

OCTAVO. La fe y las religiones, instrumentalizadas a favor de los sistemas y sus intereses, asumen posturas políticas en alianza con la muerte y sus agentes, con la opresión y sus actores. Persiguen y eliminan los cuerpos, sus estéticas, sus plurales sentimientos afectivos y sus múltiples expresiones eróticas. Jerarcas y pastores fundamentalistas bíblicos e ideológicos y manipuladores de personas bajamente ilustradas, ponen sus recursos, predicaciones y feligreses a favor de los fundamentalismos políticos de la ultraderecha.

NUESTRAS EXIGENCIAS AL GOBIERNO COLOMBIANO

PRIMERA. Respeto e implementación integral al Acuerdo de paz entre el Estado y las FARC (noviembre de 2016), claro apoyo a la CEV, a la JEP y a la UBPD, en el marco del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y las FARC, inversión adecuada de los Fondos Especiales para la paz en los PDET, en los Programas de desarrollo territorial para reincorporados, así como en planes y acciones dirigidas a personas reincorporadas, para el logro de su reintegración plena a la sociedad civil.

SEGUNDA. Que, como aporte a la construcción de una paz total, estructural, plena, justa y duradera, en Colombia y en la región, se asuma la inmediata reanudación de los diálogos de paz con la insurgencia del ELN y, en simultánea, expulsión del suelo colombianos de militares y expertos militares estadounidenses y de sus bases militares.

TERCERA. Protección plena y sin dilaciones de los derechos de la comunidad campesina y las personas en proceso de reincorporación de todos los ETCR -Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación del país-, la protección de sus vidas y bienes, la aplicación del PNIS – Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos y la presencia integral y coordinada de toda la institucionalidad del Estado en el territorio; la oportuna activación de alertas tempranas cuando la exijan las comunidades afectadas por inminente vulneración de sus derechos. Así mismo, garantía plena, inmediata y eficiente de la integridad y la vida de los miembros de movimientos políticos de oposición, de las defensoras y defensores de los Derechos Humanos, de los líderes y las lideresas sociales, de las mujeres y sus organizaciones, de las poblaciones LGBTI y sus organizaciones, de las comunidades afrodescendientes e indígenas y sus organizaciones, de las iglesias de los pobres y sus compromisos pastorales.

CUARTA. Reversión inmediata de todos los TLC que tienen que ver con el suelo y el subsuelo y su explotación, con las aguas, selvas y bosques, aire, especies y semillas nacionales. Así mismo, la suspensión inmediata de los proyectos minero-energéticos y extractivistas y de la erradicación de cultivos ilícitos con glifosato.

QUINTA. Retoma democrática de los “inamovibles” impuestos en las negociaciones de paz: reforma del sistema económico, reforma de la doctrina militar y del concepto de fuerzas armadas y de control, reforma del ordenamiento político, eliminación de la propiedad privada de los medios masivos de comunicación, transformación del sistema de salud.

SEXTA. Revocatoria inmediata del estatuto y dirección del Centro Nacional de Memoria Histórica y concepción del mismo como educador al servicio de la plena verdad y del resarcimiento de daño a las víctimas del conflicto armado.

  • NUESTRA VOZ HERMANA A CRISTIANAS Y CRISTIANOS, A SEGUIDORAS Y SEGUIDORES DE ESCUELAS DE ESPIRITUALIDAD DE COLOMBIA.

Como signos de esperanza, crecen por todo el país semillas de fe crítica y resistencia, de espíritu religioso insumiso, rebelde, contestatario y constructor de vida con el pueblo excluido y desde abajo; se suman, en actitud política de “Frente Unido”[1], al movimiento de las y los empobrecidos, oprimidos y explotados,  mujeres y hombres del pueblo con voluntad de transgredir políticamente los ordenamientos opresores que dañan y eliminan la vida, que se apropian el mercado, la cultura, las economías, los cuerpos, el planeta, las relaciones y los bienes comunes.

Haciendo eco al Jesús de Nazaret que inspira a muchas y muchos de nosotros y a los movimientos proféticos de distintos pueblos y culturas, muchos de los cuales inspiraron el compromiso y el mensaje del mismo Jesús, les invitamos a) a retomar con audacia crítica y profética desligada de intereses de poder y de dinero, su fe en el Evangelio, fe que debe alentar a romper todo vínculo con los poderes opresores; b) a promover espiritualidades que, con los pies sobre la tierra, reconociendo el momento histórico y con voluntad socio-crítica, rompan las tentaciones de la prosperidad individual y lean las realidades con las luces que ofrecen las ciencias sociales; c) a impulsar un movimiento nacional de fe y espiritualidades que reemprenda, en actitud macroecuménica y sin distingos dogmáticos, la construcción de un Frente Unido como alternativa política de poder popular.

Desde distintos lugares de Colombia y del mundo, a 18 de junio de 2020.

  • Blanca Marina Rojas, Bogotá, MEP
  • Rosario Torres Peredo, Medellín, MEP
  • Ancízar Cadavid Restrepo, Medellín, sembrador de la UPP y MEP
  • Martha Cecilia Yepes Restrepo
  • María Yolanda Reyes Escobar, Bogotá, MEP
  • Félix Enrique Narváez Álvarez, Jamundí, Valle, MEP
  • Silvia Aristizábal López, Guatemala, Sembradora de la UPP
  • Cognitario Juan Sebastián López, Medellín
  • Clara Lagos Suárez, religiosa misionera, MEP
  • José de J. Atehortúa Sánchez, Medellín, MEP y sembrador de la UPP
  • Bernardo Sacerdote, México
  • Elvia Vallejo
  • Leidy Marcela Estrada Orozco, Cali, MEP
  • Eugenia Charrupi Churi, Cali, MEP
  • Luis Carlos Bernal
  • Marta Cecilia Rendón Herrera, Envigado, Sembradora de la UPP
  • Mónica Fernández, Medellín, MEP
  • Sol Ángela Hoyos Pérez, Envigado, MEP, Sembradora de la UPP
  • Iván López, Cali, Comité permanente por la defensa de los DD. HH del Valle, MEP
  • Lorena Libertti Murillo, Medellín, sembradora de la UPP
  • Emilio Arranz Beltrán, Medellín, Asociación Educar en la no violencia
  • Luz Duque Franco, Medellín, Asociación Educar en la no violencia
  • Guillermo Alonso Zapata Ortiz, Consejo de Paz y Reconciliación Santuario, Antioquia
  • Oliva Castaño, Medellín, Movimiento Estamos Listas, MEP
  • Presbítera Laura Zapata, Medellín
  • Diana Pilar Chávez Garzón, Medellín, EPITEO
  • Marcela Fernández, Medellín, Centro Psique, sembradora UPP
  • León Freddy Muñoz Lopera, Representante a la Cámara
  • Álvaro León Monsalve Aguilar, Medellín, líder sector social LGBTI
  • Maritze Trigos Torres, Bogotá, Hermana Dominica de la Presentación, MEP
  • Teresita Cano Gómez, Bogotá, Hermana Dominica de la Presentación, MEP
  • Aura María Vargas Rojas, Bogotá, Hermana Dominica de la Presentación, MEP
  • Inés Vargas Rojas, Bogotá, Hermana Dominica de la Presentación, MEP
  • Alberto Alonso Villa Callejas
  • Negma Janeth Coy, artista Maya Kaqchikel, Guatemala
  • Noé Teodoro Roquel, Guatemala
  • Adriana María Alzate Córdoba
  • Javier Jaramillo
  • Vianney Herrera Medina, Cali, MEP
  • Henry Ramírez Soler, USA, Misionero Claretiano
  • Diego Mauricio Zapata Gallego
  • Cristian Camilo H. Suaza, FOC – Fraternidad Obra de Cristo
  • Yolanda Toro Escalante, religiosa misionera
  • Héctor Fabio Gómez Naranjo, religioso misionero
  • Zoila Cueto Villamán, Bogotá, MEP
  • Freddy Ramírez, Bucaramanga, MEP
  • Paola Andrea Quiñones
  • Hernando Mejía Díez, Medellín, Corporación CEIBA, Fundación SOLEIRA
  • Álvaro Pico Duque, Bucaramanga, MEP
  • Rubén Darío Pinilla Sánchez, Ecuador.
  • José Duque Zúñiga
  • Elkin Raúl Orlas, Medellín, gestor de desarrollo
  • Julieta Hernández Bahamón, Neiva, ISM – Instituto Secular Misionero
  • Inés maría Rojas Romero, Cali, ISM – Instituto Secular Misionero Colombia
  • Teresa de Jesús Gómez Aristizábal, Pereira, ISM – Instituto Secular Misionero
  • María Yaneth Caldón Arenas, Neiva, ISM – Instituto Secular Misionero
  • Aura Triviño Vargas, Neiva, ISM – Instituto Secular Misionero
  • Alba Lucy Puentes Polanía, Neiva, ISM – Instituto Secular Misionero
  • María Doris Llanos Chila, Neiva, ISM – Instituto Secular Misionero
  • Ramón Octavio Mejía Martínez, Medellín, líder comunitario
  • Manuel Fernando Restrepo Pérez, Medellín, líder comunitario Belén Humana
  • Nelson Jiménez Ospina, Medellín, líder comunal y sindical
  • Juan Carlos Restrepo Salazar, Medellín, Veeduría de transparencia y anticorrupción cap Ant Alianza VER+
  • Sulman del Pilar Hincapié Rojas, Medellín, MEP, SICSAL Colombia
  • Yamid Hernández Cantillo, Delegado Fuerza Ciudadana Antioquia
  • Luis Reyes Castillo, Presiente nacional de la ORA – Organización Renovadora Auténtica de Venezuela
  • Juan Carlos Osorio Arenas
  • Ronald Mendible, Movimiento Nacional de Religiones de Venezuela
  • Luz Marina Múnera Medina, exconcejala de Medellín, lideresa social defensora de los DDHH
  • Mauricio Ortiz, Comunidad Guadalupanos Ecuador
  • Fray Félix Jurado, Franciscano
  • Raúl Zuluaga, Grupo MCMC Medellín
  • Adolfo Betancur Arango, Medellín
  • David Emmanuel Aguayo, México, Permacultura y cultivos
  • Mauricio Correa Botero, Medellín, Abril San Damián
  • Isabel Cristina Zuleta
  • Lucelly Cadavid Arboleda, Medellín, sembradora de la UPP
  • Álvaro Restrepo Gaviria, Medellín, sembrador de la UPP
  • Edwin Mosquera, defensor de DDHH, coord proyecto De la guerra a la Paz Iglesia Luterana de Colombia
  • Álvaro Cano, líder social pensionado
  • Mery Tobar, Bogotá, Hogar del pueblo
  • Fabiola Tobar, Bogotá, Hogar el pueblo
  • Carlos Pineda, médico Medellín
  • José Darío Castrillón
  • Luis Carlos Naranjo, Medellín, sembrador de la UPP
  • Daniel Díaz Mejía (Chaquiro), Envigado
  • Malena Buenanueva
  • Antonia Silgo, Comisión Ética y Asociación de solidaridad con Colombia Katio, Madrid, España
  • Mercedes Rodríguez A., Colectivo de mujeres refugiadas, exiliadas y migradas
  • Andrés Redondo Novillo
  • Oswaldo Martínez Cardozo, Corporación Claretiana Norman Pérez Bello
  • Rosalén Delfa Cruz, Popayán
  • Myriam González, Neiva, CEB Oscar Arnulfo Romero
  • Carlos Arturo Riveros, Cali, Director Teatro El Telón
  • Pablo Bohórquez Rodríguez, España, Presidente de Deporte y Artes Solidario
  • Carlos Eduardo Guevara Rodríguez, sacerdote Iglesia Episcopal Comunión Anglicana
  • Claudia Victoria Girón Ortiz, Bogotá, Costurero Kilómetros de vida y de memoria
  • Beatriz Eugenia Enciso Betancur, Bogotá, Universidad Pedagógica Nacional
  • Ernesto Estrada, Barranquilla, Comunidad Cristiana Anabaptista La Unción
  • José Leonar Botero Martínez, Bogotá, MEP
  • Luz Dary Guerrero Martínez, Medellín
  • Aleyda Gómez Estrada, CEBs Continental
  • Hermana María Nelsy Rodríguez Peña, Ibagué, Dominica de la Presentación
  • Arnoldo Arjona López, Villavicencio
  • José María Navarro Flórez, Comunidad Santo Tomás de Aquino, Madrid,  España
  • Jaime Pérez Zuleta, Medellín, empresario
  • Wéimar Marín, Medellín, Agenda Ciudadana
  • Francisco Lopera, Medellín,
  • Luisa Elena Estupiñán Amaya, San Vicente del Caguán, Caquetá
  • Flor de María Naranjo Sanabria, San Vicente del Caguán, Caquetá
  • Sandra Janeth Herreño Gordillo, San Vicente del Caguán, Caquetá
  • Norma Inés Bernal, Bogotá
  • Carlos Enrique Angarita Sarmiento, Bogotá, Grupo de investigación Pensamiento crítico y subjetividad
  • Gloria Esther Almario, Neiva, CEBS
  • Olga Lucía Álvarez Benjumea, Envigado, Presbítera Católica Romana
  • Pedro Nel Muñoz López, Jalonando Paz
  • Manuela Sanabria de Rueda, Neiva, CEBS
  • Jairo Alberto Suárez Sánchez
  • Fernando Velasco Rueda, Presbítero Iglesia Anglicana Católica Carismática
  • Leopoldina Mendoza Torres, Bogotá, CEBS
  • Magdalena Vargas Pieschacon, Quibdó, laica misionera católica
  • Claudia Patricia Patiño Muñoz, Quibdó, laica misionera católica
  • Leila Rosa Betancourt Díez, Quibdó, laica misionera católica
  • Édilson Huérfano Ordóñez, Compañía APC de Rusia, defensor de Derechos Humanos
  • Amanda Sánchez Miranda, Neiva, Comité de Derechos Humanos Paz y Reconciliación
  • Julio César Bonilla Mosquera
  • Guillermo Vargas Pieschacón
  • Julián Estiven Eheverri Pérez
  • Dulce Carrera, representante de Verapaz, Madrid, España
  • Marta Isabel Uribe Toro
  • Yenny Esperanza Ossa Trujillo, Neiva, CEBS
  • Moisés Trujillo Arias, Neiva, CEBS
  • Robinson Cruz Perdomo, Neiva, CEBS
  • Pedro Tostado, Comisión Ética, Madrid, España
  • Carmen Serrano García, Comunidad Santo Tomás de Aquino, Comisión Ética Madrid, España
  • Pilar Sánchez González, Comisión Ética, Madrid, España
  • Teresita Vélez Gil, USEMI – Unión Seglar Misionera.
  • Julián Rodríguez Mosquera, Guaviare
  • Fernando Pájaro Cruz, Guaviare
  • Yafer Dayán Barreto Romero, Guaviare
  • Albeiro Pulgarín, Docente UNAL pensionado
  • Iván Alexis Pulido Moreno, Colectivo Dilan Cruz por el desmonte del Esmad
  • Socorro Martínez Maqueo, CEBS continental
  • Jessymar Álvarez Romaña, Quibdó, Centro de Expresión de Hombres
  • Elías Maturana, líder social Quibdó
  • Lillyan Jiménez Vélez, reportera gráfica Equipo Pregón Informativo Medios Alternativos, Medellín
  • Amílcar Cuesta Torres, Quibdó
  • Teresa Daza Vásquez, México, religiosa de la Congregación María Reparadora
  • Ofelia Vargas González, Hermana Dominica de la Presentación
  • Blanca Azucena Caicedo, Bucaramanga, Presbítera Católica Romana Colombia
  • Laura Zapata, Presbítera Católica Guadalupana
  • Martín Alonso Gómez Cadavid, presidente ASOPEMVAPUP –Aso de pensionados de empresas varias
  • Hernando Antonio Estrada Tapasco
  • Amparo Castro Echeverri, MEP y Colombia Humana
  • Oscar Guillermo Caicedo Zapata
  • Omar Fernández Obregón, Bogotá, Corporación ARAZÁ
  • John Jairo Bustamante Pavas, arquiteto
  • Clara Navarro, Comunicadora social, activista de paz
  • Silvia María Salazar Giraldo, Fundación Intercultural Barule
  • María Fernanda Gaviria Londoño, Trabajadora social Uniclaretiana Cali
  • Heidy Lucía Mosquera Lasso, Trabajadora social Uniclaretiana Cali
  • Lydes Alexandra Linares Fajardo, Trabajadora social Uniclaretiana Cali
  • Elizabeth Belalcázar Mejía, Semillero de investigación YEMAYÁ
  • Raquel Revelo Aguirre, Trabajadora social Uniclaretiana Cali
  • Diana Paola Melo, docente Cali
  • Jaime Pérez Betancur, líder social
  • Virgilio Antonio Palacio Yepes, Medellín, Corporación Nelson Mandela
  • Clara Emilia Vásquez Pinzón, Dominica de Santa Catalina de Sena
  • John Hernández, Iglesia Luterana Medellín
  • Juan Pablo Vallejo Saldarriaga, Iglesia Antigua en Colombia
  • Hernando A. Estrada Y., Laico Misionero de Yarumal
  • Lisette Jiménez, Comunidad Islámica de Venezuela
  • Woslher Ernesto Castro Sinisterra, Cali
  • María Muñoz Madroñero, Cali
  • Maribel Moreno, Cali
  • Josefina Perdomo Rivera, Cartagena de Chairá, Caq, MUMIDAVI, Mujer, Min de Amor que da Vida a la Vida
  • Amanda Patricia Amorocho Pérez, MEP
  • Jakelin Barinas Cañón, MEP
  • José Andrés Gutiérrez Baldovino, Sincelejo, Fundación Franciscana Santo Tomás Moro
  • Juan Jairo Rendón Herrera, Provincia Franciscana de San Pablo Apóstol
  • Juan Diego Calderón Pereira, Provincia Franciscana de San Pablo Apóstol
  • Sylvia Yolanda Muñoz Muñoz, Caldas, Antioquia
  • Ana Beatriz Solano Gómez, Bucaramanga
  • Lina victoria Mesa, seglar, Inírida, Guainía
  • Luis Fernando Sanmiguel Cardona
  • Rubén Darío Pinilla Sánchez, Ecuador
  • Nayibe Chavarriaga Álvarez, Medellín, Fundación SOLEIRA
  • Comunidades de Fe Teusaquillo Territorio de Paz
  • COMITÉ permanente por la defensa de los derechos humanos del Valle del Cauca
  • Centro de Estudios Independientes COLOR TIERRA Manizales
  • Tejido de colectivos UNITIERRA y Biorregiones Kumanday, Valle del Cauca y Pacífico colombiano
  • AFAVIT – Asociación Familias Víctimas Trujillo – Valle
  • PAX CHRISTI Medellín
  • Comunidad de Guadalupanos de Ecuador
  • SICSAL – Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con los pueblos de América Latina Oscar Arnulfo Romero, Colombia
  • Asociación de desplazados y personas vulnerables al desplazamiento Granada, Antioquia
  • Salón del Nunca Más, Granada, Antioquia
  • ASOVISNA – Asociación de Víctimas y Sobrevivientes del Nordeste antioqueño
  • Asociación ABRIL SAN DAMIÁN, diversidad solidaria, Medellín
  • Colectivo Por la dignidad, Por la vida, Medellín
  • Corporación Educativa COMBOS Medellín
  • Corporación Claretiana Norman Pérez Bello
  • Comunidad Eclesial de Base Freddy Mosquera, Popayán
  • Corporación Plural, Cali
  • Corporación Cultural Colombo-Cubana de amistad con los pueblos
  • Asociación Acción VERAPAZ, Madrid, España
  • Grupo juvenil JÓVENES POR LA VIDA, Bello, Antioquia
  • Casa cultura LOS BOTONES, Bello, Antioquia
  • Asociación de solidaridad con Colombia, Madrid, España
  • ASOCIACIÓN KATIO, Madrid, España
  • Comisión Ética, Madrid, España
  • Coloreando mi Guaviare
  • Anima Amigos innovadores el medio ambiente, Guaviare
  • Comunidad Cristiana de Base Santo Tomás de Aquino, Madrid, España
  • EMI -Equipo Misionero Itinerante, Ecuador, Colombia, México y España
  • Colectivo DILAN CRUZ por el desmonte del Esmad
  • CEDEBI – Colectivo de Biblistas Populares
  • CONPAZCOL – Comunidades Construyendo Paz en Colombia
  • RIVOTORTO – Fundación Franciscana Medellín.

[1] EL FRENTE UNIDO es una propuesta de organización política y unidad revolucionaria del pueblo propuesta por el sacerdote Camilo Torres Restrepo

3 comentarios en “Manifiesto por la vida y por la paz estructural, estable y duradera”

  1. Pingback: Carta de presentación del manifiesto por la vida y por la paz estructural, estable y duradera – COMOSOC

  2. Sara Yaneth Fernández Moreno

    Adhiero, es absolutamente importante recuperar los acuerdos y su plena vigencia como se firmó en el Teatro Colón. La PAZ es urgente en Colombia, como la vida misma.

  3. Benjamin Pelayo Lizarazo

    Con Camilo discutimos si el futuro de Frente Unido optaba por la lucha violenta o por la No-violencia activa. Hoy veo en esta propuesta que siendo consecuentes con el Evangelio de Jesús nuestro camino nunca sera la lucha armada sino la No-violencia activa y propositiva, identificadas en el presente manifiesto que suscribo con gusto buscando la JUSTICIA Y LA VERDAD

Los comentarios están cerrados.

Ir arriba