Mujeres creando espacios colectivos de sororidad y lucha

El 21 de noviembre de 2020 se llevó a cabo el I Encuentro Nacional de Mujeres “Creando espacios colectivos de sororidad y lucha”, con el objetivo de conocer los procesos y situaciones de las mujeres que hacen parte de la COMOSOC.

Ver tambien Las mujeres de Comosoc preparan actividades

El evento se dividió en dos bloques, en el primero se llevo a cabo un balance de la situación de la mujer y cómo la ha afectado la pandemia del Covid-19 de manera diferencial, en todas las macro regiones y desde el punto de vista internacional.

Se identificaron como elementos comunes: la pandemia ha precarizado la situación de las mujeres de manera diferencial, sobre todo las que ejercían trabajos informales, el teletrabajo ha incrementado el trabajo de las mujeres tanto el remunerado como el no remunerado, se incremento la violencia en el hogar, aumentaron los feminicidios, pero se han generado redes de solidaridad.

El segundo bloque estuvo dirigido a pensar en las próximas actividades que se proyectan, cómo articularnos. Se abre una ronda de intervenciones con relación a las preguntas: ¿Cómo será la participación de las mujeres de la Comosoc? ¿De qué manera podemos articularnos desde los diferentes espacios de la Comosoc?

De allí se llegó a las siguientes conclusiones:

  • Es fundamental conocernos, identificarnos, hacer un diagnostico de necesidades
  • Se proyecta a futuro el grupo como una oportunidad para construir un movimiento nacional fuerte que haga un aporte diferente a lo que ya se ha dicho, tener espacios de diálogo y formación entre mujeres
  • Construir una agenda de acción como mujeres de Comosoc, continuar fortaleciendo las redes de solidaridad
  • Crear una agenda mensual donde supiéramos los eventos que cada organización de mujer proyecta.

Se concluye también que se esta creando un gran tejido de solidaridad entre nosotras para enfrentar la violencia hacia las mujeres, pero también sería bueno profundizar en toda la violencia institucional, de Estado, que nos niega oportunidades, que nos marginaliza y niega la posibilidad de construir un país más incluyente entre hombres y mujeres.

El gran reto esta en formarnos políticamente en pensar en el país, en la región, en las ciudades, municipios, veredas, hay que continuar formándonos como personas en la vida cotidiana, continuar mirando la construcción de ese gran tejido social que nos permita desde los diferentes espacios donde estamos, incluso desde la Comosoc mirando como queremos contribuir a cambiar el país. 

Finalmente, se resalta que este encuentro fue un sueño hecho realidad, poder vernos y evidenciar que todas vamos remando para el mismo lugar aunque estemos en diferentes barcos.

Ir arriba