La Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular expresa su solidaridad con la Movilización de Dignidad Agropecuaria.

La Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular expresamos nuestra solidaridad con la movilización convocada por Dignidad Cafetera y otras expresiones del sector agropecuario para el día de hoy 22 de junio de 2015, porque estamos convencidos de la necesidad de expresar nuestra indignación ante las políticas extractivistas y de liberalización económica impuestas por el gobierno nacional que hoy por hoy están llevando a la ruina al campo colombiano.


Las organizaciones agrarias, hemos demostrado nuestra disposición de diálogo con el gobierno nacional para buscar salidas a la crisis que afrontamos, pero vemos como los espacios de diálogo y acuerdo con el gobierno nacional han sido poco eficaces al momento de encontrar soluciones estructurales y de fondo; por el contrario vemos como con la caída del precio del petróleo, del café; y con las importaciones vía TLC se continúa afectando la economía del país y empobreciendo a los productores nacionales.

Consideramos que el recién aprobado Plan Nacional De Desarrollo – PND profundizará la crisis, porque está diseñado en función del modelo neoliberal, construido bajo las imposiciones de la OCDE y tutelado por un estado que parece representar los intereses del gran capital y no los del pueblo colombiano, porque impulsa una política extractiva, proyectos de infraestructura de gran impacto, negocios agroindustriales atendiendo a los acuerdos bilaterales y multilaterales de comercio que ponen en peligro la soberanía alimentaria, económica y energética nacional.

Ante esta realidad, vemos que es urgente y necesario concretar la solidaridad para avanzar en alianzas que nos lleven a acciones políticas, jurídicas y de movilización con muchos sectores sociales para lograr contrarrestar el PND y construir alternativas reales al modelo de desarrollo que se quiere imponer. Por lo tanto debemos elevar las acciones de movilización que hagan entender al gobierno nacional y a la sociedad en general, que es necesario defender la soberanía nacional, la defensa de los territorios y la soberanía alimentaria.

Finalmente, rechazamos cualquier intento de judicializar las protestas sociales de los Campesinos Colombianos y exigimos al gobierno nacional, respeto y protección de las personas que hoy protestan, por cuanto son legitimas y ajustadas a derecho. De la misma manera solicitamos a los organismos de control su intervención para que examine a fondo las actuaciones de los funcionarios públicos que con sus acciones y omisiones obligan a los campesinos a salir a protestar a las calles. Estos funcionarios desconocen de manera deliberada sus obligaciones de atender las justas reclamaciones de los ciudadanos con prontitud y diligencia.

Seguimos abriendo campo a la paz y la solidaridad popular.

Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

22 de junio de 2015

Ir arriba