23 de julio, Primer día de trabajo en el Encuentro Nacional Campesino de Comunicaciones.

37 delegados/as de organizaciones campesinas pertenecientes a la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, nos dimos cita en Fusagasugá, Cundinamarca, para dialogar en torno a una política propia de comunicaciones. A partir de la identificación de los desafíos que enfrenta el campesinado colombiano en la coyuntura, caracterizada como un periodo de cambio de gobierno y de orientación de las políticas públicas.


Los asistentes coinciden en que las políticas agrarias continuarán y profundizarán el modelo extractivista. Modelo que pretende despojar todas las riquezas y apropiarse de los bienes comunes de las poblaciones, a favor de los beneficios que reciben sólo unos pocos. El modelo actúa a través de proyectos normativos como la reforma a la ley 160 de 1994. Esta reforma pretende cambiar el régimen de baldíos, que estaba orientado a proveer de tierras a campesinos sin tierra o con tierra insuficiente; para ahora, entregar las tierras baldías a los empresarios para que puedan desarrollar proyectos agroindustriales, volviendo al campesina como parte de su mano de obra.

Un principal desafió identificado para el campesinado es resistir el desarraigo territorial y cultural al que está siendo sometido en un panorama de desolador: “un campo sin campesinos”. ¿Qué podemos hacer ante ésta realidad? ¿Qué rol juega las comunicaciones dentro de las luchas del campesinado para proteger su identidad, su cultura y permanencia en el territorio?

Hoy se continuará el diálogo colectivo entre los 37 delegados y delegadas provenientes de todo el país sobre las estrategias y acciones para emprender desde el común acuerdo, con el interés de avanzar en una política propia de comunicaciones del campesinado para construir la vida en plenitud, en armonía y equilibrio con la naturaleza y en comunidad en el campo colombiano.

Comosoc
Comunicaciones