Por la Paz, con Justicia y Dignidad

Portada del sitio > Soberania Territorial > Ya fue el tiempo de la fragmentación. Preasamblea de movimientos sociales (...)

Ya fue el tiempo de la fragmentación. Preasamblea de movimientos sociales frente al cambio climático.

Freskiemos el ambiente.

Miércoles 29 de julio de 2015, por COMOSOC

El pasado viernes 24 de julio de 2015 tuvimos una muy grata cita en la Maloka del Jardín Botánico (un espacio amable como el que más, por su verdor, misión y otras virtudes). Nos habíamos convocado para avanzar en construir una agenda común ambiental, trasversal de las dinámicas de lucha en la ciudad-región y prepararnos para la ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS EN DEFENSA DE LA MADRE TIERRA Y POR LA JUSTICIA AMBIENTAL, que antes llamábamos Cumbre del Clima, y que será en Bogotá en septiembre, del 20 al 23.

Lo primero muy destacable fue la introducción y cierre con la Ceremonia Indígena (preferimos llamarla “Ceremonia Nativa”) en la Maloka del Jardín Botánico, orientada por un mayor de la Comunidad Huitoto del Putumayo y Amazonas y l@s abuel@s y otr@s miembros de la Comunidad Muisca del Altiplano Andino, que sin la menor duda le dieron a la jornada de trabajo de todo el día un sentido de amor por la naturaleza, de recuperación de la ancestralidad nativa, de cuidar la palabra y endulzarla con la chicha de las abuelas, energía y siembra de la buena voluntad entre los seres que habitamos La Tierra y reconocer en el sol, la luna, los ríos y lagunas, las plantas, los animales y demás seres a l@s herman@s de la Casa Común tan maltratad@ por las culturas dominantes rendidas al mercado.

Ese solo factor ya hizo de la jornada una muy positiva experiencia y útil reflexión. Con independencia de lo anterior, pero en ese marco ceremonial y de afirmación cultural, el trabajo por Comisiones Territoriales en clave de asuntos precisos como la situación del agua, el suelo, el aire, la contaminación, los residuos sólidos o basura, el empobrecimiento extremo, las áreas verdes y demás (Sur, Norte, Oriente, Occidente y Centro) también fue un ejercicio nutrido de buen trato y sugerencias.

Sin la pretensión imposible de ser exhaustivos, debemos destacar otros asuntos puestos en la Mesa Común a consideración del corazón y la inteligencia de cada cual y para quienes no tuvieron ocasión de estar allí, pero que están pendientes del proceso y dispuest@s a acompañarlo en adelante:

  • - Somos (con base en nuestra cruel historia de los últimos casi 530 años desde la invasión europea, genocidios y mestizaje violento, dolor y resistencias, pero también pacientes construcciones colectivas de vida en territorios) pluriétnicos y multiculturales. Construir día a día paisajes de solidaridad y resilientes, restañar las cicatrices del sistema económico en los territorios, es una tarea que enfrentamos desde nuestra interculturalidad de sustrato profundo de raíces africanas y indígenas mestizaje europeo.
  • - Debemos saber tejer con todos los hilos y juntar tejidos, religar los énfasis, sanar el territorio, recuperar y recrear los valores ancestrales de tod@s.
  • - Caminamos hacia un orden de prioridades ambientales del altiplano, la ciudad y La Sabana y sus Agendas Ambientales respectivas, desde la diversidad y énfasis de los distintos Sectores Sociales que somos y desde las veredas, localidades y Territorios donde transcurre nuestra vida cotidiana.
  • - Hay conflictos, también hay soluciones o principios de solución. Hay que identificar lo efímero y lo que prevalece, ver los conflictos pero también sus causas, para concordar caminos comunes.
  • - Se propone un “Acuerdo de voluntades” entre lo social, lo académico, las formas de producción y consumo aptas para la vida, la política, la Administración Pública, lo ancestral y lo citadino, lo viejo y lo nuevo, lo masculino y lo femenino, para seguir dando pasos ciertos hacia una Agenda Común.
  • - No hay afanes. En esa mayor velocidad parece estar una de las trampas de la civilización occidental atada a la productividad, a la velocidad de consumo: “más grande”, “más rápida acumulación” y entonces menos mundo para habitar. Debemos tener sentido de vida para caminar y cuidar la palabra y la acción transformadora. Paso a paso, esto es, sin prisa, pero sin pausa.
  • - Hay un reto del conocimiento riguroso de los problemas ambientales para poder acercar sus soluciones. Hay causas pero también consecuencias concretas. La contaminación atmosférica, del agua, de los suelos y demás tiene cantidades, calidades, volúmenes y debe tener tratamientos específicos, muchos de ellos surgidos de la sabiduría popular.
  • Vamos hacia la ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS EN DEFENSA DE LA MADRE TIERRA Y POR LA JUSTICIA AMBIENTAL del 20 al 23 de Septiembre de 2015. Dada la coincidencia con el comienzo de uno de los solsticios, ella se iniciará para nosotros a las 5:30 am con “La Caminata Sagrada” y festiva por los siete sitios –hoy ocupados por siete iglesias en el centro de Bogotá- que tienen relación con las siete lagunas de la Cultura Muisca de la Altiplanicie, comenzando por la Plaza de Bolívar. Finalmente, la próxima cita de evaluación y proyección de este proceso común será el martes 11 de Agosto 2015, en el Restaurante Govindas, Av. Caracas. Calle 32, 3pm. Memoria del Centro Pre-Asamblea Social sobre Cambio Climático Jardín Botánico José Celestino Mutis Julio 24 de 2015