Por la Paz, con Justicia y Dignidad

Portada del sitio > Análisis > Por la defensa de la economía campesina, la soberanía alimentaria y los (...)

Por la defensa de la economía campesina, la soberanía alimentaria y los derechos campesinos.

MERCADOS CAMPESINOS

Lunes 4 de abril de 2016, por Christian Mantilla

El campesino es un sujeto de derechos, las políticas agrarias implementadas en Colombia siempre lo han invisibilidado, no existe un reconocimiento político, social, cultural y económico; el sistema agroalimentario está distorsionado, por el modelo de desarrollo anti-agrario y anti-campesino. Pero a pesar de todo esto.

DECLARAMOS QUE:

Considerado la importancia de la economía campesina para el abastecimiento alimentario para Bogotá y establecido esto en el Decreto 315 de 2006, por el cual se adopta el Plan Maestro de Abastecimiento de Alimentos y Seguridad Alimentaria para Bogotá Distrito Capital, se establece en el Artículo 9. Estrategias operativas en su numeral 3.2. Los nuevos mercados campesinos entendidos como un instrumento de posicionamiento de la economía campesina y como una instancia de generación de negocios, de ocurrencia periódica, que utilicen para sus transacciones el sistema de abastecimiento propuesto.

Este mismo plan reconoce la importancia de la defensa que los campesinos han hecho a la soberanía alimentaria de los pueblos, por lo cual el plan en su Artículo 2. Principales definiciones-. El Decreto adopta la siguiente definición:

1. Soberanía alimentaria: Se adopta la Declaración del Foro Mundial sobre Soberanía Alimentaria, La Habana, Cuba, 2001 que define la soberanía alimentaria como el derecho de los pueblos a definir sus propias políticas y estrategias sustentables de producción, distribución y consumo de alimentos que garanticen el derecho a la alimentación para toda la población, con base en la pequeña y mediana producción, respetando sus propias culturas y la diversidad de los modos campesinos, pesqueros e indígenas de producción agropecuaria, de comercialización y de gestión de los espacios rurales, en los cuales la mujer desempeña un papel fundamental.

De igual manera declaramos que a pesar que los mercados campesinos se hacen con la participación de campesinos de otros municipios y departamentos distintos a Bogotá y Cundinamarca el decreto en su Artículo 2. Principales definiciones-. El Decreto adopta la siguiente definición:

2. Anillos de provisión alimentaria: Son las zonas geográficas de producción de alimentos identificadas como las fuentes del abastecimiento alimentario del mercado de Bogotá D.C. El primero corresponde a las áreas rurales de Bogotá y a los 19 municipios de la Sabana de Bogotá (Cajicá, Chía, Cogua, Cota, Facatativa, Funza, La Calera, Madrid, Mosquera, Sibaté, Soacha, Tabio, Tenjo, Bojacá, El Rosal, Subachoque, Zipaquirá, Tocancipá, Gachancipá ); el segundo corresponde al resto de los municipios de Cundinamarca y a los departamentos de Boyacá, Meta y Tolima considerados como Región Central y el tercero está constituido por el resto de los departamentos del país y los productos importados.

En él se precisa “que por la condición geográfica, el 33% de los alimentos básicos que consume Bogotá se encuentran a una distancia de 40 kilómetros de la capital y cerca al 80% en un radio de 300 kilómetros, siendo así su región circundante la despensa natural de Bogotá, Cundinamarca, Boyacá, Tolima y Meta. Por lo tanto, el fortalecimiento de este tejido productivo campesino regional es un factor esencial para la lucha contra el hambre y la desnutrición en la ciudad para la generación de condiciones dignas de vida, producción y comercialización de los productos de los campesinos de la región y del Distrito Capital, aplicando la justicia social, la equidad y los precios justos.

Que las características sociales y culturales de la economía campesina y la producción primaria también constituyen una fortaleza puesto que aportan alrededor del 65 por ciento de los alimentos de la canasta básica consumida en Bogotá, y por sus características de producción y propiedad sobre los medios de producción protegen al abastecimiento de prácticas monopólicas y entrega una diversidad de productos primarios y transformados”.

Como lo hemos afirmados desde su génesis, “Mercados Campesinos” se constituye en una estrategia que permitan eliminar o reducir el conjunto de debilidades, potenciando las fortalezas del entorno geográfico y cultural de las redes de gestión social y productiva constituidas. La agricultura familiar es el principal elemento de éste proceso de producción, trasformación y comercialización de productos alimentarios ofrecidos por los campesinos ubicados en la región central del país.

El movimiento campesino y su lucha en la región central del país

El campesinado de la región central alimenta a Bogotá, pero el Gobierno distrital atenta contra ello. Los bogotanos se abastecen de alimentos provenientes en un 33% de los campesinos de la Sabana y en un 44% de los de Boyacá, Cundinamarca, Tolima y Meta. A pesar de este hecho, y en lugar de mejorar la situación, el Estado (PND 2010-2014) atenta contra la economía campesina al proponer macro proyectos urbanos en Cundinamarca, hidroeléctricos y mineros en el Tolima, de hidrocarburos y agrocombustibles en el Meta, de minería y agroindustriales o exportables en Boyacá. Ante el modelo de desarrollo que se intenta imponer, el campesinado de la región central se ha organizado para denunciar los proyectos que atentan contra la soberanía alimentaria, para incidir en las políticas públicas de la región y para ofrecer un modelo alternativo de sistema agroalimentario.

Mercados Campesinos es un proceso político por el que más de 4000 campesinos provenientes de 80 municipios realizan una intervención público-social en los gobiernos y el mercado de la región, con una apuesta político-organizativa autónoma (los campesinos se organizan en Comités Campesinos Veredales, pasando por los Comités Campesinos Municipales, hasta el Comité de Interlocución Campesino y Comunal “CICC” y la Alianza Campesina Comunal “ALCAMPO”), espacios integrado por las siguientes organizaciones sociales y campesinas, FENSUAGRO, ADUC, CONFECOMUNALES, FENACOA, LA FUNDACIÒN SAN ISIDRO, ANMUCIC, AGROCOMUNAL, ANDAS, ACC, ASOMERCAMP, las cuales han permitido afianzar la relación institucional y comercial, lo que ha permitido defender su importancia social y calidad de vida de los involucrados (generando un incremento de los ingresos entre 11% y 129%, garantizando ingresos a 113.450 familias campesinas de los cuatro departamentos de la región central), al mismo tiempo que ofrece productos adecuados y reduce los precios de los alimentos al consumidor final (garantizando un ahorro entre 11,21% y 22%), con una producción diversificada a pequeña escala que tiende a la agroecología y la agro-cultura, con tecnología propia , según las necesidades de la población, generando un mercado local y espacios de participación con un liderazgo de mujeres, grupos étnicos y jóvenes cada vez más importante.

Mercados campesinos como proceso de incidencia en las políticas públicas.

El proceso mercados campesinos es una apuesta político organizativa y autónomo de las organizaciones campesinas que en el año 2003 como resultado del Congreso nacional Agrario realizado en la ciudad de Bogotá producen sus lineamientos políticos mediante el Mandato Agrario, en él se trazaron y definieron la rutas a seguir para visibilizar al campesinado; partieron de conformar el comité de Interlocución Campesino y Comunal – CICC, a quien le asignaron entre otras tareas la de buscar estrategias para el fortalecimiento de la organización de base mediante el impulso y creación de comités campesinos municipales, explorar y abrir un canal de comercialización de economía campesina mediante involucrando directamente a los pequeños y medianos productores campesinos de la región central del país.

Hoy a 13 años del congreso agrario, el proceso Mercados Campesinos ha logrado incidir en la elaboración del Plan Maestro de Alimentos de Bogotá que como política pública distrital ha facilitado la visibilizaciòn del aporte que hace el campesinado a la seguridad alimentaria de la ciudad, en este lapso se han realizado periódicamente mercados campesinos desde el año 2004 en diferentes parques de la ciudad, en más de 10 localidades de Bogotá, estos se realizan cada 15 días y un mercados al año en la plaza de Bolívar principal escenario político de los capitalinos y Colombianos en general.

El proceso mercados campesinos en cabeza de sus organizaciones campesinas, FENSUAGRO, ADUC, CONFECOMUNALES, FENACOA, LA FUNDACIÒN SAN ISIDRO, ANMUCIC, AGROCOMUNAL, ANDAS, ACC, ASOMERCAMP, en su incidencia con la realización de un mercado campesinos en la plazoleta del concejo de Bogotá logro que este estableciera por unanimidad acuerdo 455 de 2010, que institucionaliza y que ratifica la importancia de la economía campesina y faculta a la administración distrital para la implementación periódicamente de los mercados campesinos en las localidades de la ciudad y la celebración del día del campesinado con loa realización de un mercado en la plaza de Bolívar de Bogotá, de igual manera delega en la SDDE la tarea de articular trabajo con las demás secretarias en aras de hacer de los mercados campesinos un proceso grande que pueda llegar a todas las comunidades de Bogotá .

NUESTRAS PROPUESTAS DE CARA A FORTALECER EL PROCESO DE LOS MERCADOS CAMPESINOS:

1. Impulsar, fortalecer y apoyar una dinámica desde la autonomía y producción campesina hacia la asociatividad, cooperativización y empresarización comunitaria, en el marco de los diferentes eslabones de la cadena productiva, de comercialización, y abastecimiento alimentario, cuyo objetivo fundamental sea generar condiciones dignas para las miles de familias que viven de la economía campesina en la región central. Lo que requiere de una fuerte voluntad, decisión política y apoyo económico de la administración distrital y los gobiernos locales de la región central.

2. Generar nuevos procesos de articulación social y económica de los habitantes, campo –ciudad, que permitan la construcción de entornos solidarios de manera recíproca y permita condiciones para cerrar la brecha social .Para ello es necesario contar con espacios e infraestructuras adecuadas, donde las familias campesinas productoras lleven su oferta de alimentos de manera directa.

3. Contribuir al mejoramiento de las condiciones de salubridad de los habitantes de la región central, por medio de la oferta de alimentos sanos y consumo responsable .Requiriendo los productores campesinos del apoyo institucional para generar un proceso en escala de la producción limpia y agroecológica. Partiendo de las experiencias acumuladas por las organizaciones campesinas y de los pequeños productores agrícolas.

4. Promover y fortalecer la organización gremial de los campesinos y productores, reconociendo su propia dinámica, autonomía y liderazgos sociales, a través del apoyo a la capacitación y formación campesina.

5. Promover el desarrollo de un fondo rotatorio para el fomento de la economía campesina en la región central, que posibilite el acceso a créditos para la producción agropecuaria con cero intereses a los pequeños productores campesinos .Este contara con el apoyo institucional del distrito capital y los gobiernos locales, para lo cual proponemos sea fortalecido con el aporte anual de un porcentaje del presupuesto Distrital y demás gobiernos locales.

Bogotá, D.C 1 de abril de 2016.

“MERCADOS CAMPESINOS DE LA REGION CENTRAL CONSTRUYENDO LA PAZ
CON JUSTICIA SOCIAL”.