Por la Paz, con Justicia y Dignidad

Portada del sitio > Democracia real > Expresarnos sin que nos cueste la vida y la libertad.

Expresarnos sin que nos cueste la vida y la libertad.

cese definitivo a la persecución política, los montajes judiciales y la legislación represiva contra los luchadores populares

Martes 4 de agosto de 2015, por Cumbre Agraria

El régimen político colombiano ha desatado una ofensiva contra los movimientos sociales populares que ha puesto en riesgo la posibilidad de alcanzar la paz con justicia social que anhela el pueblo colombiano. Evidencia su talante autoritario y antidemocrático criminalizando el derecho a la organización, la movilización y la protesta popular que se ha incrementado en los últimos meses con la privación ilegal de la libertad y la condena anticipada, por parte del presidente Santos, de activistas sociales y políticos; detenciones injustificadas de dirigentes por varias horas en puestos de control y retenes policiales y militares; fumigaciones indiscriminadas en los territorios; seguimientos e interceptaciones telefónicas; y robo de información a organizaciones de la Cumbre Agraria, reeditando las políticas represivas inspiradas en la doctrina de seguridad nacional aprendidas en las escuelas contrainsurgentes dirigidas por EEUU y desarrolladas por las dictaduras en Nuestra América contra el movimiento popular en los años 70 del siglo pasado.

La ley de seguridad ciudadana, el fuero penal militar, el código de policía y la implementación del PND, así como la matriz mediática funcional al régimen que complementa la estrategia gubernamental de señalamientos estigmatización y judicialización, van en contravía de los derechos a la protesta la movilización, la organización y una paz transformadora.

Frente a tales agresiones, responderemos con la movilización en las ciudades y en el campo. Llamamos al conjunto del movimiento social y político popular y democrático a persistir en la solidaridad hasta lograr la libertad de los hijos e hijas del pueblo encarcelados por pensar y ser críticos con el régimen; a exigir garantías políticas para la organización, la movilización y la protesta popular; a demandar la participación decisoria en la construcción de la paz con justicia social; y hacer eco al llamado de nuestros compañeros y compañeras privados de la libertad a no perder la dignidad y no claudicar.

Hacemos un llamado a la comunidad internacional para que exijan el respeto y la protección por parte del Estado colombiano de los derechos civiles y políticos del pueblo colombiano y a que ejerzan una veeduría dirigida a garantizar el debido proceso a los detenidos y detenidas y el ejercicio profesional de los abogados y abogadas que adelantan la defensa técnica, quienes han sido víctimas de estigmatización y señalamiento por parte de las autoridades colombianas, poniendo en riesgo su seguridad personal y la de sus familias.

Nos convocamos el próximo 6 de agosto a solidarizarnos con nuestr@s compañer@s víctimas de persecución política.

LIBERTAD INMEDIATA PARA LAS VÍCTIMAS DE MONTAJES JUDICIALES
EXPRESARNOS SIN QUE NOS CUESTE LA VIDA Y LA LIBERTAD