Por la Paz, con Justicia y Dignidad

Portada del sitio > Actividades > Comosoc Medellín se suma a las jornadas de indignación

Comosoc Medellín se suma a las jornadas de indignación

Plantón "Martes por la Salud"

Miércoles 11 de octubre de 2017, por comosoc antioquia

El siguiente texto fue socializado el día 10 de octubre en el “Martes Por la Salud”, plantón que se realiza todos los martes y que ayer estuvo enmarcado en la Jornada Nacional de Indignación promovida desde la Cumbre Agraria Nacional, proceso del cual hacemos parte.

Como primero diremos que, desde la Coalición de Movimientos y Organizaciones Sociales de Colombia, COMOSOC MEDELLÍN, las organizaciones y personas que hacemos parte de ella, celebramos y apoyamos de forma activa el proceso de paz entre el Gobierno Nacional y el Ejército De Liberación Nacional (ELN) en asuntos como la notificación del cese bilateral al fuego, pactado el pasado 4 de setiembre entre Gobierno y el ELN e iniciado desde el 1 de octubre hasta el 9 de enero del 2018, el cual se concreta el día de ayer con el anuncio emitido desde el Mecanismo de Veeduría y Verificación (MV&V) al cese al fuego bilateral y temporal donde se indica quienes conformarán dicho escenario.

Igualmente, saludamos con agrado y reiteramos públicamente nuestro apoyo activo para con el proceso de paz entre el Gobierno Nacional y Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC - EP) en su fase de implementación, y en la constitución de su nuevo partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común.

En este marco de los procesos de paz, no podemos dejar de resaltar que en el contexto actual, se han agudizado las acciones represivas y violentas por parte de Estado y de grupos paramilitares en contra del movimiento social, en contra de las comunidades indígenas, campesinas y afro, como lo podemos ver en los hechos ocurridos en Tumaco con la masacre, en Koconuko - Cauca con el asesinato de líderes y lideresas, como ocurre igualmente en otras poblaciones donde el Estado ha incumplido los acuerdos con las comunidades y las organizaciones sociales. Estos hechos generan en nosotros repudio, exigibilidad de garantías y derechos, e indignación.

Pese a los acuerdos pactados en la Habana y a los avances en los diálogos en Quito, las comunidades siguen enfrentando la agudización de la cuestión social en temas como el empleo, la salud, la educación, la tenencia de la tierra y el usufructo de ella; el cuidado, la protección y la defensa de los recursos naturales, y las múltiples dificultades para el logro de una paz estable y duradera, entre muchos otros asuntos.

Precisamente, todas estas situaciones, nos comprometen a todos y a todas como actores sociales en brindar todo el apoyo necesario a los procesos de paz y a vigilar el cumplimiento de estos acuerdos Pactados, tanto con las insurgencias como con el movimiento social; a participar activamente en los espacios de dialogo que se abren desde los distintos lugares donde nos encontramos, y que nos permiten aportar propuestas hacia la consecución de la paz tan anhelada con justicia social y ambiental, porque la paz es de todos, la paz es territorial.

Nos comprometemos a seguir denunciando todos aquellos hechos que vulneren los Derechos Humanos Fundamentales de las personas, los Derechos de los Pueblos y de la Naturaleza, apoyaremos permanentemente los esfuerzos que el movimiento social sigue haciendo hoy al articularse con la única finalidad de hacer posible, juntas y juntos, el que otra Colombia sea posible.

¡Por una Paz con justicia social y ambiental!