Por la Paz, con Justicia y Dignidad

Portada del sitio > Noticias > COMOSOC EN LA CUMBRE AGRARIA: ETNICA, CAMPESINA Y POPULAR

Pronunciamiento

COMOSOC EN LA CUMBRE AGRARIA: ETNICA, CAMPESINA Y POPULAR

Unidad popular por la paz con justicia social

Miércoles 19 de marzo de 2014, por Omar Fernández Obregón

En Colombia a través de los años ha sido aplazada una verdadera reforma agraria estructural mientras a través de la violencia estatal se ha venido introduciendo las relaciones capitalistas de producción en el campo, sin tener en cuenta la opinión ni los derechos de las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas, que han sido objeto del más horrendo exterminio y desalojo de sus territorios.

La COMOSOC (Coalición de Movimientos y Organizaciones Sociales de Colombia), frente a las problemáticas agrarias y sus soluciones considera lo siguiente:

En Colombia a través de los años ha sido aplazada una verdadera reforma agraria estructural mientras a través de la violencia estatal se ha venido introduciendo las relaciones capitalistas de producción en el campo, sin tener en cuenta la opinión ni los derechos de las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas, que han sido objeto del más horrendo exterminio y desalojo de sus territorios.

La puesta en práctica de las políticas neoliberales de los últimos años, tales como la locomotora minero-energética a partir de la cual se extrae a gran escala y en tiempo record los recursos naturales, destruyendo la naturaleza y el medio ambiente hundiendo en la pobreza a las comunidades agrarias y ancestrales y favoreciendo a las multinacionales, están creando zozobra y desesperación en los habitantes del campo y la ciudad.

Toda esta situación está atravesada por el conflicto político, social y armado que tiene su escenario principal en el campo por más de cinco décadas en donde el triángulo formado por el narcotráfico, el paramilitarismo y las transnacionales se han quedado con gran parte de las tierras de las comunidades rurales.

Hoy las más de 17 de hectáreas de calidad para el cultivo, están siendo utilizadas para el cultivo de agrocombustibles, agricultura comercial y ganadería. La soberanía alimentaria para el pueblo colombiano está destrozada y la mayoría de alimentos son importados.

A las poblaciones rurales jamás les han llegado políticas sociales que atiendan dignamente las condiciones de salud, educación, transporte, servicios públicos e infraestructura. La miseria y la pobreza son el resultado generalizado de esta desatención y desprecio hacia este sector social que en la mayoría de países son tratados con especial atención por la importancia estratégica que tienen.

La COMOSOC rechaza las políticas injustas del Estado colombiano que persiste en sus políticas excluyentes y discriminadoras ante las comunidades agrarias condenándolas a la pobreza y a la guerra.

Por todo lo anterior la COMOSOC considera:

1. El respeto y defensa de la naturaleza y el ecosistema debe ser elevado a derecho constitucional.

2. La paz integral, sostenible y duradera que supone la solución política del conflicto armado y la eliminación del paramilitarismo en todas sus dimensiones.

3. Democratización de la tierra que establezca un mínimo y un máximo de propiedad; que ponga límites a la explotación desmedida de bosques y selvas y la desforestación indiscriminada; Y que elimine la extranjerización de las tierras, la ganardería extensiva y la producción de agrocombustibles y de productos transgénicos.

4. Garantizar la soberanía y seguridad alimentaria fortaleciendo la agricultura familiar, el mercado interno y la producción sana de alimentos y la conservación y fomento de las semillas tradicionales.

5. Suspender la firma y aplicación de los TLC y promover un comercio justo que incentive y apoye la producción de las comunidades y elimine la explotación por parte de los intermediarios.

6. Atención oportuna, de calidad y universal a todos los habitantes del campo en salud, educación, vivienda, alimentación, recreación y seguridad social y usos de las tecnologías de la comunicación y de la producción agropecuaria.

7. Condonación de las deudas, subsidios para todas las etapas de la producción y créditos favorables.

8. Suspensión inmediata de la explotación minera a gran escala por parte de las empresas transnacionales y aplicación rigurosa de las consultas previas a comunidades indígenas, negras y campesinas con cumplimiento de sus resultados.

9. Restitución integral de tierras a todas las familias despojadas y desplazadas con retorno digno.

10. Respeto y reconocimiento legal a los territorios de los pobladores del campo, a sus organizaciones, sus formas culturales, de justicia y de gobierno.

11. Trabajo digno para los productores y obreros rurales con plenas garantías laborales y de seguridad social.

En síntesis la COMOSOC considera que debe darse un cambio en el modelo económico que conduzca a resolver verdaderamente las causas que han llevado a este conflicto social, político y armado en el campo.

Exigimos al gobierno colombiano una real y efectiva participación del movimiento popular agrario en la definición de políticas para el campo y para la paz de Colombia y rechazamos el Pacto Agrario acordado con las élites con el cual se cierran espacios de diálogo y de resolución de la problemática.

Llegó el momento en el cual los que hemos sufrido las consecuencias del conflicto político, social y armado seamos los que gobernemos y que avancemos en la construcción y desarrollo de propuestas hacia un nuevo país.

Hacemos un llamado al pueblo colombiano a movilizarse y luchar por la paz con justicia social que incluya definitivamente las propuestas de los sectores populares agrarios y a éstos últimos a fortalecer la unidad agraria y popular para avanzar hacia una sociedad justa, igualitaria, equitativa y digna.

Porque nuestras esperanzas están en la calle, en la movilización, nuestras propuestas no las mendigamos, las exigimos y las impondremos con la voluntad de las mayorías.

COMOSOC